Sipalki-Do

Este arte marcial coreano tiene sus orígenes en las antiguas técnicas guerreras que a lo largo de los siglos desarrollaron los pueblos de la península, cuando en su lucha por la supervivencia debían ingeniarse para perfeccionar técnicas que les permitieran sobrevivir cuando se enfrentaban con pueblos invasores.

Todo elemento se constituía en un arma, y cuando no había ninguno, manos y pies desnudos debían ser suficientes para poder conservar la vida, la familia o el territorio.

En 1592 tuvo lugar la primera gran invasión japonesa a Corea. En consecuencia, el maestro coreano Han Kyo, a cargo en ese tiempo del Departamento de Entrenamiento de Combate, asesorado por militares chinos, instruyó a un grupo de 70 soldados en técnicas guerreras (especialmente sable, lanza y lanza de once cabezas) los cuales, una vez graduados, fueron enviados a distintos puntos del país a fin de reclutar y adiestrar soldados en técnicas de armas y arquería, además se les enseñaba a correr, saltar, nadar en superficie, bucear, más rudimentos de navegación, estrategia y espionaje. Gracias a esto, la posterior invasión japonesa fracasó.

Tiempo después, Han Kyo escribió el Muye Jebo (“Artes Marciales Ilustradas”), y mas adelante, en el 1756, el príncipe regente Se Ju Sa Do dispuso la preparación del “Muye Shinbo”, basado en el “Muye Jebo”, con la adición de doce técnicas y armas.
El libro incluía 18 secciones, pero por la forma en que el príncipe se refería al manual, se hizo famoso como el “Bon Jo Muye Ship Pal Ban”, o “Las dieciocho clases de artes marciales del reino”. De quienes tenían alguna instrucción formal en artes marciales, se decía que conocían “ship pal ki”, “ship pal ban” o “ship pal jon” (las dieciocho técnicas).

En 1789 el rey Jung Jo dispuso la preparación de un nuevo manual militar conocido como el “Muye Dobo Tong Ji” (“Completo Manual ilustrado de Artes Marciales”).
Luego del éxito contra las campañas japonesas, el entrenamiento militar en Corea decayó debido al aislamiento del país y a la influencia del Confusionismo en los siglos XVIII y XIX. Por ello, las artes guerreras fueron preservadas en el seno familiar, y desempolvadas a consecuencia de la ocupación japonesa de 1910.

Un estilo de sipalki-do que llega a nuestros días es el estilo familiar de la Familia Yoo, conocido como “Ion bi ryu”, o “escuela de los secretos de la golondrina”, donde entre las 18 técnicas enseñadas se encuentran 3 de manos vacías (lucha contra uno, contra varios y técnicas de defensa personal), y 15 técnicas con armas, entre las que podemos mencionar el sable, palos cortos, palo largo, palo articulado, cuchillo, látigo, escudo, soga, lanza, entre otras.

El fin del sipalki-do es el de la preservación de la propia vida y del clan. El estilo del Gran Maestro Yoo cuenta en su arsenal con una estrategia de sorpresividad y fiereza, y una amplia variedad de recursos como golpes circulares, desplazamientos a cuarenta y cinco grados, el uso de agarres en conjunción con golpes, la insistencia en practicar contra varios oponentes, y la utilización de los dedos para golpear zonas sensibles con movimientos rápidos, sin olvidar, por supuesto, las técnicas con armas.